El sistema

La tunelería horizontal dirigida es un sistema que permite la instalación de redes subterráneas, la remediación de suelos contaminados y la reinserción de cañerías. A diferencia del sistema tradicional de apertura de zanjas a cielo abierto, esta modalidad trabaja sin alterar la superficie del terreno en donde opera. Permite instalar de manera segura servicios por debajo de ríos, arroyos, autopistas, rutas, edificios, vías férreas y pistas de aeropuertos. La tunelería horizontal dirigida ha sido ampliamente adoptada en países desarrollados debido a las enormes ventajas y beneficios que reporta.

Ventajas
  • Capacidad para instalar cualquier tipo de servicio.
  • Precisión en el trazado de los túneles e instalación de servicios, lo que permite optimizar al máximo el tiempo y los recursos involucrados.
  • Los equipos pueden ubicarse en espacios reducidos, como banquinas de autopistas y rutas, centros históricos urbanos y el interior de industrias.
Beneficios
  • No agrede la superficie.
  • Es sumamente seguro, tanto para el operario como para terceros.
  • No genera molestias para quienes trabajan o viven en las áreas en donde opera.
  • Evita el corte de la circulación vehicular y peatonal, librando a las ciudades de complicados embotellamientos.
  • Permite trabajar de manera rápida, limpia y ordenada.
  • Permite un menor impacto ambiental.